viernes, 26 de septiembre de 2014

PEQUEÑOS MUTANTES

Por causas ajenas a mi voluntad, he estado varios días consumiendo mucho Telecinco, metiéndome su programación hasta el tuétano, hasta que la cabeza de Jorge Javier Vázquez me asomaba por el culo.

La idea de escribir sobre alguno de los programas de mierda que emite esa cadena no es muy original, así que no me voy a extender mucho, sólo quiero hacer unas pequeñas reflexiones visuales acerca del su programa de los miércoles noche "pequeños gigantes" (por cierto, nunca me acuerdo del nombre, es la quinta vez que lo busco en Google).

Antes de nada resumo de que va el tema para el que no haya tenido el gusto de perder dos horas de vida viendo este circo de los horrores. Jesús Vázquez, el Jordi Hurtado homosexual, es el presentador de un show en el que un puñado de niños de 7 u 8 años demuestran lo que se supone que es su talento, y es básicamente el de pegar berridos con voz de pito mientras los padres lo flipan con lo talentoso que es su hijo. VAMOS, QUE TAMPOCO SE HAN PARTIDO LA CABEZA, porque esto es más o menos lo que hacía el facha de Bertín Osborne hace eones de años en "Menudas estrellas". 

La novedad de toda esta mierda es que el formato es en plan Gran Hermano o similar, así que a los que menos talento tengan los van a ir poniendo en la puta calle, creándoles de esta manera un trauma brutal del que nunca lograrán recuperarse.

Lo único que espero es la irrupción del defensor del menor en mitad de alguna gala y el arresto inmediato del Jordi Hurtado Mariposa.













































sábado, 26 de abril de 2014

EL INDOMABLE WILL HUNTING II

Últimamente lo único que hago es dar el coñazo por Twitter. Es difícil actualizar esto con regularidad, ya que el Blog es prácticamente mío porque mi antiguo compañero ha decidido mejorar en la vida y dedicarse a follar ovejas en algún país de centroeuropa. El cabrón seguro que ni siquiera va a leer esto.

Pero en vez de llorar como si esto me importa realmente una mierda, he decidido crear una nueva entrada, en este maravilloso día de resaca en el que se me están escurriendo las babas por el teclado y cada vez me encuentro peor. Así que la redacción de estas líneas estarán llenas de incoherencia, faltas de ortografía, repetiré palabras, frases, etc.

Bien, me estaba duchando cuando se me ocurrió la idea. Resulta que no sé porqué he empezado a pensar en la película de "El indomable Will Hunting", y más en concreto en el final. Ojo, esto está lleno de spoilers, así que si eres un pichón y no has visto la peli, mejor será que cierres la pestaña y te vayas a fregar un rato.

Bueno cojones, que me voy del tema, la película acaba con este plano:

El tío (Matt Damon) se arma de valor, coge su coche de mierda y se va a no sé donde a ver a su pareja o ex pareja. Es gracioso porque un par de días antes estaba montando una escena de violencia de género en la cual casi le rompe el cuello a la pava. Toda una lección de Hollywood de cómo hay que discutir con tu novia.


Total, que lo que me estoy planteando es qué pasaría cuando llegó a la ciudad donde estaba Skylar (Su pareja con la cara cuadrada). Es que es la hostia esto, porque nuestro colega Matt Damon, con esas pintas de calorro de Sevilla que lleva en la imagen de arriba, pasa de 0 a 100 en menos de una escena. Unas horas antes casi lo tiene que reducir la benemérita y de repente se va a ver a la tía a la que casi le mete un navajazo. Pues coño, sabéis lo que se merece el tío este ? Que llegara a la ciudad esa y se encontrara que todas sus paranoias eran ciertas, que esa pájara era un zorrón y ya se había buscado a un pijo mazado para que le quitase sus penas.


Y aquí es donde todo empieza en la segunda parte de la peli que espero que vayan produciendo, porque tiene filón. El tío se jode y se va a su puta ciudad con todo el marronazo encima. Sí joder, todo era cierto, una vez más la tipa resulta ser un putón y tú te jodes y te vuelves al chozo donde vivías, y encima tu colega psicólogo (que bueno, este tío es para escribir un post aparte) se ha pirado a conocer el mundo -y precisamente porque tú se lo aconsejaste indirectamente!- jajaja, Matt, estás jodido. Y en esta peli eres muy listo, sí, pero estás hiper traumatizado, no eres Bourne. 

Me imagino el resto de sus días acogiendo en su chabolo al alcohólico y vago de su colega -en este caso Ben Affleck no tuvo que hacer mucho esfuerzo para meterse en el papel- y trabajando en algún curro de estar 10 horas sentado haciendo cuentas. 





ALA HOLLYWOOD, IDEAS GRATIS QUE OS DOY. A CURRAR.


lunes, 10 de febrero de 2014

LAS CAPAS DEL VICIO

Resulta que por circunstancias del destino llevo un tiempo obligado a utilizar la versión CS del Photoshop. Ésta debe tener unos cuatrocientos años y la verdad es que tiene una utilidad limitada, pero lo que no es limitada su capacidad de desesperar al usuario. Te pueden dar unas ganas de apuñalar la pantalla unas treinta veces por minuto. Todo un lujo de la era informática y del retoque de fotografías.

Pero no nos pongamos violentos. Lo que motiva esta entrada es uno de los miles de problemas que tiene la versión: No se pueden seleccionar capas con el "shift". Y si se puede yo no sé cómo cojones se hace, so listo. Esto da lugar a que modificar varias capaz a la vez requieran un esfuerzo sobrehumano y vomitivo.

Así que, como cada vez que tengo una duda, recurrí a Google para intentar dar una explicación a todo esto. Accedí a una Web que no me dio ni una puta explicación lógica ni por supuesta una solución, pero los comentarios eran cosa fina. Disfruten:






Alex C.

jueves, 7 de noviembre de 2013

NIÑOS CON LACRA

Juro que esto lo he soñado hoy. Al principio creía que era una idea de puta madre. Más tarde, cuando han pasado horas después de haberme levantado, me he dado cuenta de que era una gilipollez como un piano, pero aún así he tenido que dibujarlo. 

Consiste en que nacen una serie de niños en cadena a los que se les puede poner una lacra en la cabeza. En el sueño estos pertenecían a algún tipo de secta metodista y lo anunciaban a través del periódico. Ya ves tú, ¿qué ventaja puede tener ponerle un lacrado a tu hijo? 

Yo dejo la idea, si alguien quiere llevarla a cabo, es copyleft.

jueves, 12 de septiembre de 2013

EL LOBO

La leyenda del hombre lobo, eso sí que es impactante. El que creó esa fábula o lo que cojones sea sí que se quedó a gusto. La verdad es que en parte sería la hostia tener ese "poder". Las noches de luna llena se te va el almendro y te conviertes en un bicho repulsivo. Sales a la calle y, bueno, la verdad es que tampoco me acuerdo muy bien en qué consistía lo de ser hombre lobo. Supongo que la historia sería matar o violar a la peña. Creo que también había movidas de amor y cosas así. El lobo y las zorras.

He hecho un dibujo de un hombre lobo. Realmente no sé muy bien para qué, podía haber pillado alguna foto de internet



Ala, con camisa de cuadros y todo, que no se diga que los hombres lobo no pueden ser hipsters. 

Bueno, pues he pensado que sería más inquietante que alguien tuviese la habilidad de convertirse en PETIT SUISSE en las noches de luna llena:




Un petit suisse gigante. No tienes ninguna habilidad, no eres peligroso, simplemente te quedas ahí en mitad esperando a que pasen, yo que sé, diez horas.

La verdad es que mucha gente se merecería ser un petit suisse sabor mierda.


Alex C.





lunes, 9 de septiembre de 2013

EL DELITO DE MEAR

Me siento terriblemente culpable cuando entro a un bar únicamente para mear. Cuando camino por el pasillo del mismo, atravesando la barra mientras los camareros me miran, siempre pienso que van a venir por detrás y me van a meter una paliza por entrar solamente para echar mi desecho amarillo por su inodoro. La sensación de culpabilidad no se quita ni cuando acabo de orinar, a la vuelta me espero lo peor.

Entonces un camarero advierte que un tío ha entrado a su local para miccionar y pirarse sin consumir. Justo cuando acaba de sacudírsela por última vez, derriba la puerta del WC de una patada y le quiere obligar a que vuelva a meterse el meado hacia dentro.

A QUE VUELVA A METERSE EL MEADO HACIA DENTRO.


Alex C.